PRECAUCIÓN:

Este artículo no se aplica a la asfixia de autoerotismo. Ero-Ticas desalienta la realización de este tipo de actividad. Ero-Ticas no se hace responsable de los resultados de los ejercicios presentados en este artículo, y hace hincapié en que los consejos son sólo para fines informativos y se dirigen solamente a los adultos sanos. Recuerda que la aplicación de las directrices que se encuentran en este documento está bajo tu propio riesgo y responsabilidad.

Hoy en nuestro blog erótico hablaremos sobre el controversial, del que rara vez se habla, juego de respiración. ¿Por qué es tan controversial? En primer lugar, porque ningún profesional - doctor, dominatrix, guardián de la ley, o instructor de artes marciales - encuentra que la asfixia sea cien por ciento libre de riesgos.

Es un elemento de peligro, e incluso se puede considerar como jugar con la muerte durante la diversión erótica en busca de aire. En Ero-ticas nos damos cuenta de lo rápido que este juego puede volverse riesgoso por una estupidez. Sin embargo, hay estrategias para hacer la diversión peligrosa un poco menos peligrosa, lo cual discutiremos en el artículo de hoy.

 

Jugar con el control de la respiración es muy fascinante por la euforia resultante de la hipoxia, que - en combinación con la euforia asociada al sexo y al orgasmo - crea una combinación tentadora. También el aspecto de tener el control o ser controlado puede ser el que se esconda detrás de estas prácticas, porque a veces se relaciona con escenarios BDSM. Independientemente de si te atrajo la euforia asociada con la hipoxia, o una cuestión de dominio y sumisión, antes de empezar tu aventura con el control de la respiración es necesario aprender los conceptos básicos.

 

Asfixia

EJERCICIO # 1 - ANTES DE COMENZAR 

Incluir el juego de la respiración en al menú sexual hace que éste sea un elemento importante en las relaciones eróticas. Conoce tu tipo de respiración y el estilo de respiración en pareja. Puedes hacer esto con un simple ejercicio que te permite centrarte en estos dos aspectos:

Párate frente a tu pareja y en silencio míralo a los ojos. Trata de encontrar un ritmo común en sus respiraciones, escuchando las emociones e ideas del otro que aparecerán en algún momento.

Deben hacer de la masturbación una práctica simultánea y mutua, aprendiendo gradualmente a centrarse la respiración y el placer a la vez.

El siguiente paso es observar el control verbal y el aliento de la otra persona. Tu compañero debe decirte cuándo y cómo respirar profundamente. Una vez que desarrollen su propia sincronización, prueben con un control similar durante las caricias. Será una gran oportunidad para comprobar si la introducción de la respiración corresponde a la diversión que tanto buscan, que es el tipo de diversión que los llevará un poco más lejos.

 

EJERCICIO # 2 - ABRAZADOS 

Comenzar la aventura con la asfixia real no es algo que se dará de un día para otro. Para que el juego del aliento sea satisfactorio, tu pareja tiene que darte una gran confianza (y viceversa). Igualmente, es importante el desarrollo de una comunicación adecuada.

Pueden realizar otro ejercicio, en el cual uno de los dos se sienta en el piso contra la pared y coloca los pies de manera que cree un lugar para su pareja. La otra persona debe sentarse con su cabeza en el torso de la pareja.

Sin mirarse a los ojos, deben sincronizar sus alientos. La persona que está contra la pared puede apretar más durante la exhalación y menos durante la inhalación.

Luego, en la misma posición, comenzarán a experimentar con el control de privar la respiración de la pareja. Deja que tu amante haga una exhalación completa, a continuación, tapa bien su boca con la mano abierta, apretando aún más los orificios de la nariz con el pulgar y el dedo índice. Tu pareja deberá colocar su mano sobre la tuya cuando quiera que pares. Al soltarlo, déjalo respirar libremente de inmediato. En este ejercicio, el punto es que la otra persona controle el tiempo en el que se le priva de la posibilidad de respirar - por lo que no se debe extender este tiempo a la fuerza, sino que se debe respetar su ritmo.

 

Cuando ya dominen esta práctica, puedes empezar a marcar fuertemente el bloqueo del acceso de aire. Comienza con cinco segundos para alargar gradualmente el tiempo durante otros cinco segundos más. Comunícate con tu pareja, pregunta cuánto debes contar y asegúrate de que continúe sintiéndose cómodo y que quiera seguir jugando.

 

Tú y tu pareja sentirán placer al llegar a sus límites de respiración. Poco a poco pueden alargar su tiempo límite, por ejemplo, haciendo algunas señales no verbales (de lo que hablaremos más adelante en este post) cuando se sientan cómodos y no sea necesario parar. El mayor placer, sin embargo, será la oportunidad de tomar aire cuando puedan respirar de nuevo.

 

Una variante es sofocar y dejar respirar alternadamente. Mientras se lleva a cabo el ejercicio anterior, asfixia a tu pareja por un tiempo predeterminado (por ejemplo, 20 segundos), luego déjalo tomar un poco de aire, y luego vuelve a bloquear su respiración durante otros 20 segundos. Cuenta en voz alta los últimos 5 segundos para que la persona estrangulada sepa cuándo será capaz de respirar de nuevo.

 

CONSEJO

Trata de reducir parcialmente la respiración, por ejemplo, con un tapón o utilizando un gag. Variar la respiración como se realiza en el día a día también puede ser un elemento de diversión y una manera de diversificar la vida sexual.

asfixia

SEÑALES DE SEGURIDAD

Si desean bloquear la posibilidad de la comunicación verbal, es muy importante desarrollar señales de seguridad que le indiquen a la persona que está realizando la asfixia que es momento de parar. Esta señal puede ser la ya mencionada comunicación con toques rápidos en el antebrazo o el muslo. ¿Por qué es mejor varios golpes rápidos en vez de uno? Porque durante el acto, a veces pueden surgir algunos golpes involuntarios, por lo que varios impactos serán una señal mucho más clara.

Mientras juegan con la respiración cara a cara, los adeptos más avanzados pueden inmovilizar sus manos y utilizar una técnica con los ojos que dé la señal de cuándo se debe parar y dejar tomar un poco de aire.

 

Consejo

Si no conoces la anatomía humana, evita las estrangulaciones sujetando el cuello de tu amante con la mano y los trucos conocidos de artes marciales (no aconsejamos el uso de estas técnicas). Una presión torpe puede conducir a daños en la laringe y los pulmones, y puede cortar el suministro de sangre al cerebro. Sin embargo, para sacarle mayor provecho a la estrangulación en el contexto de diversión erótica, recuerda el principio básico de guiar tu mano en dirección de la mandíbula hacia arriba. 

Control de la respiración durante la masturbación

Una de las variantes es respirar en solitario sin el uso de herramientas para poder controlarlo, de la misma forma en que lo hacen los nadadores profesionales. La idea es averiguar hasta dónde puedes llegar sin respirar.

Reducir la aceleración de la respiración durante la masturbación, tomando una respiración profunda y soplando alargando el tiempo antes de la próxima, ralentiza el corazón y da la posibilidad de tomar aire justo antes del orgasmo, lo cual puede causar que el cuerpo falto de oxígeno experimente una máxima sensación de embriaguez.

Puedes agregar más emoción al juego si durante la masturbación te enfocas en la estimulación del Punto G, ya que esta zona es altamente orgásmica y al combinarlo con la asfixia erótica podrás tener una experiencia fascinante. Te recomendamos utilizar un vibrador especial para el punto G, como el estimulador Bishop o Arthur de Pretty Love que puedes encontrar en nuestra tienda. 

Esto es mucho más seguro que la asfixia de autoerotismo, que a menudo se asocia con la asfixia independiente con herramientas sobre las que pueden perder fácilmente el control (por ejemplo, apretar el cuello con una correa). La experiencia del juego de respiración puede ser muy similar, pero eliminando el riesgo de muerte. Es inusual que una persona que controle su propia pausa para respirar por sí mismo pueda experimentar desmayos. Pero, incluso si eso ocurriera, se debe realizar la devolución del aire con respiración espontánea.

 

¿Cómo reducir el riesgo?

En primer lugar, ¡debes estar consciente de ello! La sofocación y la respiración no son divertidos para todos y requieren el dominio de habilidades específicas. Por lo tanto, es importante prepararse adecuadamente. Es decir:

 

Revisa tu salud. Todos los juegos de respiración están diseñados para personas con buena salud y en su mejor momento (nos referimos al momento de la vida, no para personas mayores). Las personas que sufren de enfermedades cardiovasculares, asma, enfermedades mentales, obesidad y colesterol alto, deben evitar las actividades asociadas con la respiración.

 

No utilices nunca accesorios u objetos para controlar la respiración. La presencia de un compañero / pareja o simplemente ayuda profesional puede prevenir un desastre si algo sale mal.

 

No juegues con la respiración después de haber tomado drogas o medicamentos que puedan causar una disminución en el tiempo de reacción y la capacidad para evaluar la situación (en este grupo son también se encuentran los agentes sin receta). No se recomiendan sustancias que alteren el estado de conciencia, tanto para el que esté controlando la respiración de la otra persona como para el que será controlado.

 

Aprende la técnica de la respiración artificial y reanimación. El curso básico de primeros auxilios te dotará de las habilidades necesarias en caso de que algo vaya mal.

 

No realizarlo en ninguna posición de pie. La mayoría de los accidentes con desagradables consecuencias son causados por el colapso de una pérdida temporal de la conciencia o desmayo.

 

En general, no ocasiones que la otra persona esté a punto de desmayarse. Los desmayos demasiado frecuentes pueden conducir a daño cerebral permanente causado por la hipoxia. Si la pareja se desmaya, es un signo inequívoco de que lo estás haciendo mal.

 

No te olvides de divertirte

Si los riesgos de jugar al respirar aún son mayores que los beneficios para ti, no te recomendamos participar en este tipo de diversión. Sí, la razón por la que estamos hablando del elemento de diversión, que no debe ser olvidado.

Quizás los ejercicios que se sugieren complementarán perfectamente tu repertorio erótico y satisfarán tu curiosidad por el aliento. Al final, estos te permitirán centrarte en este aspecto de la vida sexual sobre la que la mayoría de nosotros rara vez pensamos.

Puedes combinar la asfixia erótica con cualquier posición y alternativa sexual que se te ocurra. Una buena idea es hacerlo durante la penetración anal, ya que agregará un toque de adrenalina y mayor placer. Te recomendamos utilizar nuestros juguetes anales para facilitar la experiencia. Si quieres saber más sobre el sexo anal, te invitamos a leer nuestro artículo

 

¡Atención!

Este artículo no se aplica a la asfixia de autoerotismo. Ero-Ticas desalienta la realización de este tipo de actividad. Ero-Ticas no se hace responsable de los resultados de los ejercicios presentados en este artículo, y hace hincapié en que los consejos son sólo para fines informativos y se dirigen solamente a los adultos sanos. Recuerda que la aplicación de las directrices que se encuentran en este documento está bajo tu propio riesgo y responsabilidad.